el-cielo.png

Con nosotros, el cielo

Turbulencias en el avión: qué son y por qué no debes tener miedo

Blog imagen  (6).png

¿Qué son las turbulencias? 

La palabra turbulencia deriva del latín turbulentĭa y hace referencia a la condición de aquello que es turbulento (desordenado o agitado). Un avión, puede decirse que, sufre una turbulencia cuando se mueve de forma violenta debido a las modificaciones de velocidad y dirección de las corrientes de aire. Cuando las partículas de aire se desordenan aparecen perturbaciones, normalmente, en forma de molinos. 

¿Qué origina las turbulencias?

Las turbulencias son producidas por diferentes situaciones meteorológicas. La causa más común son las formaciones de nubes (en términos más exactos: las nubes de desarrollo vertical), las tormentas y las corrientes de aire en cadenas montañosas o en zonas de corrientes de chorro (jet stream). La cizalladura es otro de los fenómenos meteorológicos que pueden afectar al vuelo y se trata de una variación bastante brusca de la intensidad y dirección del viento. Otro tipo de contratiempo que se puede experimentar durante el vuelo son las turbulencias generadas directamente por el propio avión. Ocurren cuando grandes masas de aire chocan contra los extremos de las alas del avión. En todos los casos, los pilotos realizan ensayos y simulaciones para controlar cualquier situación que se presente. 

¿Cuándo y dónde son más frecuentes?

En vuelos nocturnos o vuelos a primera hora de la mañana es raro que se den turbulencias ya que a esas horas del día las corrientes de aire son más suaves. En cambio si volamos durante el día puede ser que sintamos movimiento durante el trayecto.

Suelen darse en alturas bajas que son propias de viajes de corta duración pero algunos vuelos de largo recorrido no quedan exentos. Hay probabilidades de turbulencias si sobrevolamos India u Oriente Medio. 

Tipos de turbulencias

Existen tres tipos de turbulencias que son claramente identificables: 

  • Turbulencia leve: Es un pequeño movimiento del avión casi impredecible que nos permitiría incluso estar de pie en el avión sin movernos.

  • Turbulencia moderada: Es un movimiento predecible y no nos permitiría estar de pie en el avión, podríamos sufrir una caída. 

  • Turbulencia severa: Es la más grave de las tres, y el avión se movería de tal manera que sentiríamos la sensación de estar pegados al sillón, o de que 'volaríamos’ hacia arriba despegándonos del asiento.

 

¿Son peligrosas?

Debemos saber que las turbulencias no suponen un gran problema a nivel seguridad del avión. Pero como ocurre siempre ante lo desconocido, es normal que los pasajeros puedan llegar a asustarse e incluso sufrir mareos. 

No debemos tener miedo a las turbulencias ya que los aviones están diseñados para soportar hasta las turbulencias más agresivas. Los pilotos, además de estar perfectamente preparados para hacer frente a estas adversidades, tienen trucos para enfrentarse a las turbulencias. Reducir la velocidad y cambiar de altitud son algunos de ellos. 

Aunque no tienen una exactitud total porque la naturaleza es impredecible y la meteorología puede variar de un momento a otro, existen pronósticos y sensores instalados en algunas cabinas que sirven para detectar las turbulencias y su intensidad. Cabe añadir que desde 2017 Boeing prueba un sistema para que los aviones detecten las zonas de turbulencias y las puedan evitar.

Se trata de un láser colocado en el frontal del avión que puede detectar las partículas que producen las turbulencias a 17 kilómetros de distancia y da más de un minuto al piloto para reaccionar

A su vez, Airbus investiga un “ala de alto rendimiento” capaz de cambiar de forma durante el vuelo, como parte de sus esfuerzos para eficientar aviones futuros y de reducir las emisiones de carbono

Dentro de un avión hay factores que hacen que las turbulencias estén más o menos presentes. Por ejemplo, los asientos que están situados en centro de gravedad del avión y en las alas notan menos estas alteraciones, en cambio los que se encuentran en la cola del avión son los que más las notan. Hay que tener en cuenta también, que cuanto más grande sea el avión y el asiento, menos notaremos las turbulencias. 

En pocas palabras, las turbulencias son una condición muy normal a la hora de volar y que no implica riesgo alguno más que el de una contusión contra el techo si no se lleva el cinturón de seguridad  bien atado. Las medidas de seguridad que se indican a los pasajeros son recomendables y la mejor opción es cumplirlas con el fin de evitar cualquier posible incidente.

Desde Europair nos ponemos a su servicio para acercarle al mundo de la aviación privada y los vuelos chárter, le asesoraremos en todo el proceso, responderemos a todas sus dudas, y encontraremos el mejor tipo de avión en función de sus necesidades.

¿Tiene en mente reservar un avión privado o un chárter para grupos?

Obtenga una estimación de precios instantánea en nuestra página de vuelos privados, contáctenos a web@europair.es o llame al +34913952025.

 

apimeco