el-cielo.png

Con nosotros, el cielo

¿Cómo afecta el sector de la aviación en la economía y el turismo internacional?

Blog imagen  (12).png

Hay numerosas razones para decir que en el sector del transporte, la aviación es el líder absoluto en cuanto a impacto económico se refiere. No solo genera empleo sino que su red de impacto va mucho más allá de su propia categoría dentro del sector de la movilidad. El sector del turismo, los negocios internacionales o la capacidad para habilitar el conocimiento de la riqueza cultural hacen que la aviación sea el protagonista indiscutible del impacto económico y social a nivel intercontinental.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) encargó a Oxford Economics una estimación de los beneficios económicos y sociales de la aviación en más de 80 países de todo el mundo en los últimos tres años. El análisis incluye la huella económica tradicional del sector, medida por la contribución de la aviación al producto interior bruto (PIB), los puestos de trabajo y los ingresos fiscales generados por el sector y su  correspondiente cadena de suministro.

Sin embargo, el valor económico creado por la industria va más allá del valor captado por estas medidas. Por lo tanto, el estudio también investiga los impactos positivos de la conectividad proporcionada por los servicios de transporte aéreo. Las conexiones realizadas entre las ciudades y los mercados producen un importante activo de infraestructura que facilita las actividades que mejoran la productividad entre naciones. Más concretamente, el transporte aéreo permite la inversión extranjera directa , el desarrollo de agrupaciones empresariales, la especialización y otras actividades que afectan de manera directa en la población y al valor del producto interior bruto de un país. 

LA HUELLA ECONÓMICA DE LA AVIACIÓN

El sector de la aviación genera directamente empleo y actividad económica en varios ámbitos, como la explotación de las líneas aéreas y las infraestructuras en tierra. El impacto directo del sector de la aviación en los puestos de trabajo y el PIB de cualquier nación se refleja en los recursos nacionales utilizados para prestar todos esos servicios. Según un estudio de ATAG sobre el impacto del sector de la aviación en la economía mundial, estima que este sector es creador del 3,5% del PIB global, generando directamente 62,7 millones de empleos.

El estudio asegura  que en 2016 alcanzó los 4.100 millones de pasajeros anuales y los 110.300 millones de toneladas de carga. En el caso de España, en 2018, los aeropuertos españoles gestionaron en total un tráfico de 263,7 millones de pasajeros, con un crecimiento del 5,8% respecto al año anterior.

El rápido aumento en el número de pasajeros no responde únicamente a una situación coyuntural de los últimos años. Muestra de ello es que, desde 1990, el tráfico de pasajeros en España se ha multiplicado por más de 3’6 veces.Y es que, a pesar de atravesar situaciones difíciles, el transporte aéreo ha mantenido una tendencia de crecimiento constante, creciendo a nivel mundial más del 60% en los últimos años. Un ejemplo de ello es la rápida recuperación y la alza en la reserva de vuelos en comparación con los niveles de pre-pandemia.

Las estimaciones de los principales organismos aéreos dan continuidad a esta línea de crecimiento, previendo que el tráfico aéreo se duplique en los 20 próximos años. El sector de la aviación también contribuye a otras industrias facilitando su crecimiento y apoyando sus operaciones, incluso si estas industrias están muy alejadas de los componentes directos o indirectos del propio sector de la aviación. 

Por ejemplo, el transporte aéreo actúa como catalizador de beneficios más amplios en su papel de componente crítico y facilitador de los negocios y el turismo mundiales. Gracias a su rapidez, comodidad y asequibilidad, el transporte aéreo ha aumentado las oportunidades para que tanto los viajeros de ocio como los de negocios conozcan una gran cantidad de geografías, culturas y mercados. Con el 51% de los turistas internacionales que viajan en avión, el sector de la aviación es fundamental para la industria del turismo, que a su vez es una importante fuente de crecimiento económico para muchos países, especialmente los que están en desarrollo. En todo el mundo, el transporte aéreo mantiene 34,5 millones de puestos de trabajo en el sector del turismo y contribuye con unos 762.000 millones de dólares al año al PIB mundial según datos de Oxford Economics.


BENEFICIOS DE LA CONECTIVIDAD DEL TRANSPORTE AÉREO

El desarrollo del sector de la aviación en las últimas décadas ha permitido mejorar esta conectividad. Como consecuencia, los pasajeros del transporte aéreo han cosechado varios beneficios, como la reducción del tiempo de viaje, el aumento de la disponibilidad y la frecuencia de los servicios, la mejora de los horarios y la mejora de la calidad general del servicio (incluida la mejora de la fiabilidad y la puntualidad). Además, las mejoras en la conectividad también han dado lugar a un descenso gradual de los costes del transporte aéreo. El coste de los servicios de transporte aéreo, en términos reales, ha disminuido en torno a un 1% anual en los últimos 40 años. El transporte aéreo también se ha vuelto más asequible en comparación con otros modos de viaje: su coste relativo ha descendido un 2,5% anual desde la década de 1990.

Esta evolución ha contribuido a la rápida expansión de los volúmenes de pasajeros y de carga aérea en los últimos 40 años. El transporte aéreo también se ha vuelto cada vez más competitivo en relación con otros modos de transporte. Aparte de los beneficios para los usuarios directos de los servicios de transporte aéreo, el principal beneficio económico de una mayor conectividad proviene de su impacto en el rendimiento a largo plazo de la economía en su conjunto.


CONECTIVIDAD Y RENDIMIENTO ECONÓMICO

Las mejoras en la conectividad contribuyen al rendimiento económico del conjunto de la economía al mejorar su nivel general de productividad. El aumento de la productividad de las empresas ajenas al sector de la aviación se consigue de dos maneras. En primer lugar, la productividad de las empresas nacionales aumenta por su mayor acceso a los mercados extranjeros, así como por el aumento de la competencia extranjera en el mercado nacional. En segundo lugar, la mejora de la productividad también se debe a la mayor libertad de movimiento del capital de inversión y de los trabajadores entre los países.

Los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat concentran el 41,0% de los pasajeros, el 32,4% de las operaciones y el 68,4% de las mercancías de España. Además, otros cinco registraron en 2018 un tráfico superior a 10 millones de pasajeros: Palma de Mallorca, que superó los 29 millones; Málaga-Costa del Sol, con más de 19 millones; Alicante-Elche, con 14 millones; Gran Canaria, con más de 13,5 millones, y Tenerife Sur con más de 11 millones. 


Con respecto al tipo de tráfico, el 69,4% del tráfico comercial de los aeropuertos españoles de la red de AENA es internacional y el 30,6% restante, nacional. Los principales países emisores de pasajeros vía aérea a España son Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, Países Bajos, Suiza, Bélgica, Portugal, EEUU, Irlanda, Suecia, Dinamarca, Noruega, Polonia y Rusia.  España recibió 82,8 millones de turistas internacionales en 2018, con lo que alcanzó nuevamente una cifra récord, con un incremento del 1,1% respecto a 2017; año en que, con 81,9 millones de turistas, ya ocupábamos la segunda posición en número de llegada de turistas, superando por primera vez a Estados Unidos y sólo por detrás de Francia. 

De esos 82,8 millones de turistas recibidos en 2018, más de 67,5 millones (el 81,6%) utilizó el avión como medio de transporte, el 15,6% se desplazó por carretera y menos del 3% utilizó otros tipos de transporte. 

En conclusión, los beneficios van más allá de esta huella económica de la aviación. La conectividad global que facilita el transporte aéreo tiene efectos positivos que mejoran la productividad general y el crecimiento económico a largo plazo. Dado el aumento de la conectividad global en las últimas décadas como resultado del transporte aéreo.


Desde Europair nos ponemos a su servicio para acercarle al mundo de la aviación privada y los vuelos chárter, le asesoraremos en todo el proceso, responderemos a todas sus dudas, y encontraremos el mejor tipo de avión en función de sus necesidades.

¿Tiene en mente reservar un avión privado o un chárter para grupos?

Obtenga una estimación de precios instantánea en nuestra página de vuelos privados, contáctenos a web@europair.es o llame al +34913952025.

apimeco